Ingeniería civil

El nuevo paso sobre el río Ter y la nueva vía verde entre Bescanó y Sant Gregori

La nueva vía verde que travesará por encima del río Ter, entre Bescanó y Sant Gregori, conectará las rutas de la Vall del Ter y de la Vall de Llémena.

Los Ayuntamientos de Bescanó  y Sant Gregori, con la voluntad de conectar las rutas de la Vall del Ter y de la Vall de Llémena, promueven un paso fijo y seguro para que peatones y ciclistas puedan atravesar el río Ter, acercando así a los usuarios al río y potenciando una nueva infraestructura ciclo turística en el espacio natural de las riberas del Bajo Ter.

El paso sobre el río Ter entre ambas poblaciones no ha estado nunca resuelto con un acceso público permanente.

Históricamente, había existido un transporte con almadía de cable y posteriormente también con un paso en barca que trasladaba a los vecinos desde una margen hasta la otra, pero en el año 1974 desapareció.

En el año 2010, la empresa Àrids Sant Gregori construyó un vado provisional para poder desarrollar su actividad extractiva en la margen izquierda del Ter, y muchos peatones y ciclistas han usado esta infraestructura privada para cruzar el río Ter desde entonces.

Debido a que esta ha sido una infraestructura diseñada con un carácter totalmente provisional y de modo que no supusiera ningún obstáculo rígido a les avenidas del Ter porque si no podría provocar el mismo efecto de sobre-elevación que una azud, las diferentes crecidas del río la han dañado varias veces y la empresa la ha ido reconstruyendo.

El planteamiento del proyecto del nuevo paso permanente sobre el río para peatones y bicicletas se inició en el año 2013 con la redacción de un anteproyecto en el que se estudiaron diferentes alternativas para ubicar la nueva infraestructura, atendiendo a criterios hidráulicos, ambientales y socioeconómicos. Una vez consensuada con las diferentes administraciones implicadas, la ubicación escogida para la nueva pasarela resultó ser la zona situada en el lado de les granjas de en Batllori, de Bescanó.

Una solución planteada para mejorar la conectividad y la movilidad

La nueva pasarela se proyecta con una solución estructural muy habitual para este tipo de pasos en vías verdes y carriles bicicleta, como son las estructures metálicas de celosía, en este caso dos bigas de celosía, que se unirán por medio de perfiles tubulares.

La pasarela tendrá 135 metros de largo y 1,80 metros de anchura mínima, y se apoyará sobre pilares de hormigón armado; se accederá con rampas desde ambas márgenes. La plataforma de la nueva estructura quedará elevada 6,70 metres sobre el fondo del cauce, para garantir que no sea un obstáculo para las crecidas del río.

Además, para garantir la conexión entre ambos núcleos urbanos, una vez realizado el cruce sobre el río Ter, la nueva vía verde seguirá bordeando el río Ter por la margen izquierda y la ribera de Llémena por la margen derecha, aprovechando tramos de caminos existentes hasta llegar a la carretera de l’Argelaguet, atravesar el Ter por el puente de la Pineda y llegar hasta el medio del núcleo urbano de Sant Gregori.

Por el paso sobre la Llémena, debido a que actualmente no hay suficiente espacio seguro en el puente para garantir el paso de los peatones y de las bicicletas, se prevé ampliar la plataforma con la construcción de una segunda estructura en forma de voladizo metálico de 45 metros de longitud, sujeta al actual puente de la carretera.

La actuación ha resultado beneficiaria de la convocatoria de subvenciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para la construcción de vías ciclistas en Catalunya, a través del Consorci de Vies Verdes de Girona.

Casos de éxito relacionados con la vía verde entre Bescanó y Sant Gregori

Mediante esta solución de ingeniería civil, ABM contribuye a tejer la red de conexiones blandas del territorio, que facilitan el uso de medios de transporte sostenibles y también fomentar la salud y acercar la natura a la ciudadanía.

Otro proyecto con el mismo espíritu que esta actuación es el nuevo paso para peatones y bicicletas sobre la carretera C-63 en Santa Coloma de Farners.

Mediante intervenciones de ingeniería de este tipo velamos para los desplazamientos dentro del territorio se puedan realizar de forma segura y sostenible.

Desde nuestros orígenes hemos desarrollado proyectos con más de 160 quilómetros de nuevos carriles bici en todas partes del territorio de Catalunya.

Características

Longitud total de vía verde: 4,3 km
Longitud de la nueva pasarela sobre el Ter: 135m
Longitud del voladizo sobre la riera de Llémena: 45m
Acero en perfiles laminados: 146,3 tn
Presupuesto: 738.986,99€ (+IVA)

Clientes: Ayuntamiento de Sant Gregori y Ayuntamiento de Bescanó
Años: 2013–2019
Río Ter

Otros proyectos
Suscríbete
Recibe por correo electrónico todas las novedades de ABM y conoce los últimos proyectos donde hemos trabajado
Suscríbete
Recibe por correo electrónico todas las novedades de ABM y conoce los últimos proyectos donde hemos trabajado